[Guía de lectura] Feminismo y teoría de la reproducción socialTiempo: 13'

Autor imagen: Working Women por Michael Johnson

Artículo en PDF

[Guía de lectura] Feminismo y teoría de la reproducción social1Traducción a cargo de Andrea Barrera Téllez. ambarrerate@gmail.com 

Morgane Merteuil

Con frecuencia se resume el aporte del feminismo marxista al imperativo de articular la opresión de género a la explotación capitalista: desigualdades salariales, dobles jornadas, medios tiempos impuestos, etc. Esta aproximación sugiere que el marxismo propone, esencialmente, una focalización prioritaria en el salario. Esta guía de lectura, elaborada por Morgane Merteuil, se rompe con esta idea preconcebida, introduciendo las teorías de la reproducción social. Gracias a las hipótesis del feminismo autónomo italiano sobre el trabajo doméstico hasta las formas de expoliación y de expropiación racistas y de género en el marco del neoliberalismo, pasando por el análisis de la totalidad formada por el Estado y la división sexual del trabajo, se desprende una perspectiva que enfatiza en el carácter difuso del capitalismo patriarcal, los lugares de su reproducción, así como los nichos potenciales de una resistencia feminista.

La visibilización de la esfera de la reproducción social constituye, probablemente, el aporte más importante del feminismo marxista a las teorías de la emancipación. Al reactualizar los procesos por medio los cuales la vida es mantenida y reproducida, tanto a nivel cotidiano como generacional, las teorías de la reproducción social constituyen, en efecto, una respuesta pertinente no solamente a las conceptualizaciones de la liberación de las mujeres en vigor en el corpus marxista clásico, que pasaría por el acceso de las mujeres al trabajo asalariado, sino también a las teorías feministas radicales según las cuales el patriarcado constituye un sistema que puede ser aprehendido independientemente del capitalismo.

Las primeras teorizaciones de la función de este trabajo en la reproducción de la fuerza de trabajo, emergieron en el marco de las reflexiones desarrolladas a propósito del trabajo doméstico asignado a las mujeres: el «domestic labour debate» desarrollado entre finales de los años sesentas y el final de los años setentas, representan un momento central en la historia del feminismo, durante fueron haciendo su aparición feministas de origen italiano como Mariarosa Dalla Costa o Silvia Federici, esta última militante por el «salario en el trabajo del hogar».
En un segundo momento, las tesis elaboradas en este período constituyeron una fuente de inspiración para las teóricas feministas marxistas que buscaban pensar, desde una perspectiva de aprehensión de la totalidad, los lazos entre la lucha marxista y la lucha feminista. Teóricas de la mayor importancia como Lise Vogel o Johanna Brenner desarrollaron análisis minuciosos y rigurosos a propósito de las implicaciones políticas y estratégicas de la división sexual del trabajo en la organización capitalista de la sociedad, así como de las luchas necesarias para combatirla.

Posteriormente, en un tercer momento, la evolución del contexto socioeconómico, especialmente marcado por la mundialización neoliberal de una parte, y la emergencia de teorías feministas provenientes del black feminism y que avanzaban el concepto de interseccionalidad de otra parte, proporcionó una oportunidad de renovación para las teorías de la reproducción social, a la vez como herramienta sociológica para aprehender las nuevas modalidades de la explotación, y como herramienta teórica que propone respuestas pertinentes a la  cuestión de la articulación entre género, clase y raza.

El debate sobre el trabajo doméstico

 

Patterson, Louise Thompson. (2015). “Hacia un amanecer más resplandeciente” [« Toward a Brighter Dawn », Viewpoint, issue 5 on Social Reproduction, (publicación original: en Woman Today, revista del Partido Comunista de los Estados Unidos, 1936)].

Jackson, Esther Cooper. (1940). “La trabajadora doméstica negra en relación con la organización sindical” [« The Negro Domestic Worker in Relation to Trade Unionism », ibid, (publicación original : 1940].

La cuestión de la evolución del estatus de las trabajadoras domésticas ha coincidido con la historia de la esclavitud, en las trayectorias de numerosas mujeres negras americanas. Asimismo, no es sorprendente que incluso antes de que la cuestión del trabajo doméstico fuera visibilizada como un desafío teórico mayor al interior del movimiento feminista, haya sido tratada con gran atención por un cierto número de militantes negras, generalmente cercanas del Partido Comunista. Dado que las mujeres negras no tuvieron que luchar por salir a trabajar, sino que, al contrario, estaban obligadas por su estatus social, ellas abordan desde muy temprano, siguiendo el ejemplo de L. T. Patterson, la cuestión de la «doble carga». En su tesis de maestría, E. C. Jackson investiga la historia de las trabajadoras negras, de su posición como sirvientas en condiciones de esclavitud, hasta la obtención de un estatus de trabajadoras domésticas, y de las perspectivas sindicales que se desarrollaron para entonces.

Jones, Claudia. (2014). “Mujeres negras y feminismo: poner fin a una omisión” [« Femmes noires et communisme : mettre fin à une omission », Période, (versión original: An End to the Neglect of the Problems of the Negro Woman!, publicado en el órgano teórico del Partido Comunista de los Estados Unidos en 1949)].

En este texto, Claudia Jones, militante del Partido Comunista estadounidense, vuelve a los diferentes sectores de lucha de las mujeres negras, en tanto que obreras sindicalizadas, «empleadas domésticas» a cargo del trabajo doméstico al servicio de las mujeres blancas, y también como «protectoras de la familia negra», especialmente en el sistema Jim Crow2Nota de la traductora (NdT): El sistema Jim Crow refiere a un conjunto de leyes promulgadas en Estados Unidos y estaban destinadas a producir y favorecer la segregación racial, así como a acciones racista de privación de derechos de la población negra en ese país, especialmente en los Estados del sur. Para mayor información ver, por ejemplo, “La historia de Jim Crow”.

Benston, Margaret. (1969). «Por una economía política de la liberación de las mujeres»[« Pour une économie politique de la libération des femmes ». Partisans 54-55 (julio – octubre de 1969), p. 23-31].

A menudo, este ensayo de Margaret Benston es considerado como la primera tentativa de teorizar el hecho de que la ausencia del reconocimiento del trabajo doméstico como trabajo resulta del hecho de que se sitúe por fuera del intercambio y del mercado, aunque constituya una «producción socialmente necesaria». Demostrando que las mujeres tienen una relación específica con los medios de producción y que las tareas domésticas producen valor de uso, Benston introduce una aproximación radicalmente nueva del trabajo de las mujeres, y abre la vía a la profundización de los análisis sobre la explotación de un trabajo cuya característica es la gratuidad.

Dalla Costa, Mariarosa. (1972). “Las mujeres y la subversión de la comunidad” (versión original, « Donne e sovversione sociale », 1972).

En este ensayo, fundador del feminismo marxista italiano, Dalla Costa, inspirándose de las tesis operaístas3Según Antonio Negri el operaísmo [que podría traducirse literalmente como “obrerismo” N.d.T] es “una teoría de la lucha de clases fundada en una ontología constituyente antes que en una ontología dialéctica, en la subjetivación del trabajo vivo antes que en la dialéctica hegeliana, incluso marxianamente «invertida». No hay que asustarnos cuando escuchemos la palabra «ontología». Significaba, precisamente, ni más ni menos, la prioridad del trabajo vivo con respecto al dominio capitalista, la productividad constitutiva del trabajo ante su explotación, la asimetría intransitiva del trabajo vivo ante aquel muerto”. Ver: Negri, Antonio. “¿Posoperaísmo? No, operaísmo” [NdT]., pone de relieve la centralidad del trabajo doméstico en los procesos de acumulación capitalista y el rol de las mujeres en el hogar en «la fábrica social». Es a partir de este análisis que se desplegarán, especialmente, las reivindicaciones por un salario del trabajo doméstico.

Federici, Silvia. (2012). “Salarios contra el trabajo doméstico”. En: Federici, Silvia. Revolución en punto cero. Trabajo doméstico, reproducción y luchas feministas. Traficantes de Sueños. (Versión original: « Wages against housework », 1975).

En continuidad con el camino teórico abierto por Dalla Costa, emerge la reivindicación de un salario del trabajo doméstico, cuyos retos son expuestos en este texto por Silvia Federici.

Federici, Silvia; Cox, Bicole. (2012). “Contraatacando de la cocinas”. En: Federici, Silvia. Revolución en punto cero. Trabajo doméstico, reproducción y luchas feministas. Traficantes de Sueños. (Versión original: « Counterplanning from the kitchen », 1975).

Este ensayo que busca ser una respuesta frente a los argumentos contra la reivindicación de un salario por el trabajo doméstico, permite situar los puntos de debate y desacuerdo al interior del movimiento feminista sobre la cuestión del trabajo doméstico.

Fortunati, Leopoldina. (1981). “El arcano de la Reproducción: Trabajo doméstico, Prostitución; Trabajo y Capital”. The Arcane of Reproduction: Housework, Prostitution, Labor and Capital (Versión original: L’arcano della riproduzione: casalinghe, prostitute, operai e capitale. Marsilio.)

Leopoldina Fortunate, militante italiana, se compromete aquí con un análisis sistemático, susceptible de ser criticado por su funcionalismo, de la función del trabajo doméstico y de la prostitución en la economía capitalista.

Malos, Ellen. (1980) (Ed). “La política del trabajo doméstico”. [The Politics of Housework]. Londres ; New York: Allison & Busby.

Esta recopilación permite aprender, de manera exhaustiva, el «domestic labour debate» tal y como tenía lugar en los años 1970. Allí se encuentran, especialmente, varios artículos fundacionales mencionados en esta guía de lectura (como aquellos de Benston, Dalla Costa, Federici), y también de otras autoras, como Pat Mainardi, Shulamith Firestone, o Peggy Morton.

Hayden, Dolores. (1981). “La gran revolución doméstica: una Historia de los Diseños Feministas para los Hogares Estadounidenses, Vecindarios y Ciudades”. [The Grand Domestic Revolution: a History of Feminist Designs For American Homes, Neighborhoods, and Cities]. MIT Press.

La Gran Revolución Doméstica es una obra original para quienes tienen el hábito de aprehender las cuestiones feministas desde el punto de vista de la historia, las ciencias políticas o de la sociología, pues es a partir de la arquitectura y del diseño urbano que Dolores Hayden nos permite pensar la cuestión de la reproducción social, especialmente el trabajo doméstico, de la vivienda, de la educación de las y los niños, de la relación entre espacio público y espacio privado. La presentación de figuras importantes del pensamiento del «feminismo material», que se esfuerzan por repensar las relaciones entre la esfera «privada», «femenina», y la esfera pública de la producción, se mezcla así con reflexiones teóricas y con una profusión de esquemas y de dibujos muy detallados que permiten ver las posibilidades concretas de socialización del trabajo doméstico. Así, pendiente de recordarnos que «el espacio doméstico es un producto social», Dolores Hayden se esfuerza, en todo momento, por anclar el relato de esta «gran revolución doméstica» en el marco de la «gran transformación» ligada a las evoluciones del capitalismo, y especialmente al desarrollo del capitalismo industrial que instaura la separación física y económica entre el espacio público de la economía política y el espacio privado de la economía doméstica, el hogar.

Toupin, Louise. (2014). “El salario del trabajo doméstico: Crónicas de una Lucha Feminista”. [Le Salaire au Travail Ménager : Chroniques d’une Lutte Feministe]. Remue Menage.

Retrasando la historia del colectivo feminista internacional, coordinación de diferentes grupos que defendían la perspectiva del salario del trabajo doméstico, Louise Toupin nos permite aprehender la originalidad, así como la diversidad, de las luchas desarrolladas por estas militantes, y vuelve a los debates teóricos en los que esta corriente se destacó.

Capitalismo y opresión de las mujeres

 

Barrett, Michèle ; McIntosh, Mary. (1979). “Christine Delphy: ¿hacia un feminismo materialista?” [« Christine Delphy: Towards a Materialist Feminism? », Feminist Review, no 1: 95-106].

Este artículo resulta importante pues constituye una respuesta a la tesis del feminismo materialista radical, tal como es desarrollada por Christine Delphy. En la perspectiva de Delphy, efectivamente, la apropiación del trabajo de las mujeres en el matrimonio es una opresión compartida por todas las mujeres que, de hecho, constituyen una misma clase. Barrett y McIntosh critican abiertamente esta conceptualización del «modo de producción doméstico», al cuestionar esta universalización y priorización del matrimonio: por una parte, el matrimonio no es tan universal como lo pretende Christine Delphy, y sus formas difieren en función de la clase social de los esposos; de otra parte, el estatus de madre (potencial) sería más pertinente para explicar las discriminaciones que sufren las mujeres en el mercado de trabajo.

Barrett, Michèle. (1980). “La Opresión de las Mujeres Hoy: Problemas de los análisis marxistas feministas”. [Women’s Oppression Today: Problems in Marxist Feminist Analysis.] Londres: Verso.

A través del análisis de las diferentes estructuras que participan en la opresión de las mujeres (el sistema educativo, la familia, el Estado, etc.), Michelle Barret propone un análisis crítico de las diferentes tentativas teóricas de ligar el proyecto feminista al proyecto marxista.

Mies, Maria. “Patriarcado y acumulación a escala mundial” [Patriarchy and Accumulation on a World Scale: Women in the International Division of Labour].

Desplegando el concepto de «capitalist patriarchy«, Maria Mies rastrea el desarrollo histórico del capitalismo y lo pone en relación con la organización de la reproducción social y de la división sexual del trabajo, la expansión social y la división internacional del trabajo. Desde esta perspectiva, la explotación de las mujeres y de las poblaciones colonizadas constituye la base sobre la cual se puede desplegar la explotación de los asalariados.

Vogel, Lise. (2014). “Marxismo y la Opresión de las Mujeres: Hacia una Teoría Unitaria”. [Marxism and the Oppression of Women: Toward a Unitary Theory]. Historical Materialism.

En esta obra fundamental del feminismo marxista, publicada por la primera vez en 1983, Lise Vogel expone, a través de una relectura de los textos fundacionales de la teoría marxista, los límites del tratamiento de la «cuestión de las mujeres» que ha sido llevada a cabo, incluso por las «feministas socialistas» y las «teorías del doble sistema», y propone una teoría «unitaria» de la explotación capitalista y de la explotación de las mujeres, a partir de la perspectiva de la reproducción social. Leer un extracto en español.

Brenner, Johanna ; Ramas, Maria. (1984). “Repensar la opresión de las mujeres” [« Repenser l’oppression des femmes »].

En este artículo, Brenner y Ramas responden de manera crítica a la obra de Michèlle Barrett, pues consideran que reduce la causa de la opresión de las mujeres a una dimensión ideológica. Las autoras exponen, al contrario, las causas materiales que inducen la prevalencia del sistema familia-hogar sobre el cual se funda esta opresión y la división sexual del trabajo que la acompaña.

Brenner, Johanna ; Laslett, Barbara. (1989). “Género y reproducción social: Perspectivas históricas” [« Gender and Social Reproduction: Historical Perspectives »], Annual Review of Sociology  15: 381-404.

Un artículo claro que hace un balance sobre las diferentes movilizaciones del concepto de reproducción social, en una perspectiva a la vez histórica y teórica.

Weeks, Kathi. (2011). “El problema con el Trabajo: Feminismo, Marxismo, Políticas anti-trabajo e Imaginarios Post-trabajo”. [“The Problem with Work: Feminism, Marxism, Antiwork Politics, and Postwork Imaginaries”]. Durham: Duke University Press Books.]

Por medio de un retorno crítico a las reflexiones que han relacionado trabajo y emancipación de las mujeres, Kathi Weeks vuelve a las teorías feministas inspiradas en el operaísmo y en las reivindicaciones del «rechazo del trabajo», para proponer nuevas perspectivas en la lucha feminista, a través de la reivindicación del salario universal y de la disminución del tiempo de trabajo.

Federici, Silvia. (2010). “Calibán y la bruja. Mujeres, cuerpo y acumulación originaria”. Traficantes de Sueños.

En este gran libro, Federici desarrolla el relato del desarrollo del capitalismo como contrarrevolución impuesta sobre las luchas populares de la Edad Media. La autora demuestra cómo el proceso que ha sido llamado de «acumulación primitiva» estuvo basado en procedimientos de disciplinarización de la fuerza de trabajo, especialmente la de las mujeres, al asignarla a las tareas de reproducción de la fuerza de trabajo, y de las poblaciones de los territorios colonizados como fuentes de materias primas.

La reproducción social en la mundialización neoliberal

 

Ehrenreich, Barbara, et Arlie Russell Hochschild (eds) (2003). “Mujeres globales: Niñeras, Criadas y Trabajadoras Sexuales en la Nueva Economía”. [Global Woman: Nannies, Maids, and Sex Workers in the New Economy]. Paperbacks.

Sin reivindicarse marxista ni copartidaria de las teorías de la reproducción social, esta antología de artículos, de vocación sociológica, resulta, sin embargo, esclarecedora frente a las dinámicas que tienen lugar en la migración destinada a los sectores del trabajo reproductivo en sentido amplio

Ferguson, Sue. (2008). “Contribuciones Canadienses al Feminismo de la Reproducción Social. Raza y Trabajo Encarnado”. [« Canadian Contributions to Social Reproduction Feminism, Race and Embodied Labor ».] Journalism, no 4.

En este texto, Sue Ferguson defiende el enfoque de la reproducción social para aprehender, de la mejor manera posible, los procesos de racialización que están en juego en el trabajo de las mujeres. De este modo, también procura palear una cierta ausencia de estudios interseccionales, que refieran, especialmente, a los lugares de la clase y del capitalismo.

Farris, Sara. (2012). « Les fondements politico-économiques du fémonationalisme » [“Los fundamentos político-económicos del femonacionalismo”], Contretemps-Web, (versión original: « Femonationalism and the ‘Reserve’ Army of Labor Called Migrant Women », History of the Present, 2(2), 2012, p. 184-199.)

(2015). « Féministes de tous les pays, qui lave vos chaussettes? » [“Feministas de todos el mundo, ¿quién lava sus medias?”] Comment s’en sortir?, 01(01), p. 203-235.

En estos artículos, Sara Farris desarrolla el concepto de «femonacionalismo», esto es, la movilización de los ideales de emancipación de las mujeres por el Estado, y las convergencias que se producen entonces entre este último y ciertas corrientes feministas en el marco de la reestructuración neoliberal y del llamado a una mano de obra de mujeres migrantes para que se ocupen, a bajo costo, de las tareas de la reproducción social.

Del Re, Alisa. (2013). « Workers’Inquiry and Reproductive Labor » [“Investigación de las trabajadoras y del trabajo reproductivo”], Viewpoint Magazine, Septiembre.

Alisa Del Re, figura histórica del feminismo italiano, propone en este texto retornar al método de la investigación obrera, tal y como fue desarrollada por el operaísmo italiano de los Quaderni Rossi, para explorar las dimensiones afectivas del trabajo de reproducción, con el propósito de identificar los campos a partir de los cuales la subjetividad puede expresarse como deseo de transformación social.

Federici, Silvia. (2012). “La reproducción de la fuerza de trabajo en la economía global y la inacabada revolución feminista (2008)”. En: Federici, Silvia. Revolución en punto cero. Trabajo doméstico, reproducción y luchas feministas. Traficantes de Sueños.

A partir de la constatación de la nueva división sexual e internacional del trabajo – imposición de una parte cada vez mayor del trabajo reproductivo necesario para los países del Norte a las mujeres de los países del Sur-, Silvia Federici desarrolla en este texto una crítica de ciertas estrategias adoptadas por el movimiento feminista, especialmente de su enfoque en términos de derechos de las mujeres y de lucha contra las violencias sexistas.

Viewpoint Magazine, Issue 5 : Social Reproduction (2015).

El número especial de la revista en línea Viewpoint sobre la reproducción social, contiene a la vez artículos históricos que permiten retrazar la tradición de las teorías de la reproducción social, y textos que presentan desafíos más contemporáneos, relativos tanto a cuestiones teóricas, por ejemplo la interseccionalidad, así como a luchas en curso en materia de sexualidad y de migraciones.

Viewpoint Magazine, dossier « Gender and Capitalism: Debating Cinzia Arruzza’s “Remarks on Gender » [“Género y capitalismo: Debatiendo las “Observaciones sobre el Género” de Cinzia Arruzza”]

Este dossier especial editado por la Viewpoint Magazine, está compuesto por un artículo inicial de Cinizia Arruzza que vuelve a la cuestión de los límites de ciertas teorizaciones de las relaciones entre género, clase y raza, así como por respuestas críticas de Johanna Oksala, Sara Farris, el FTC Manning, y la respuesta final de Arruzza. Por medio de este intercambio se abordan debates centrales del feminismo marxista, como el rol del Estado, la lógica histórica del capital, la cuestión de su indiferencia o no frente al género y a la raza, e incluso las teorías del doble/triple sistema y la interseccionalidad. Este es un dossier especialmente útil para identificar los puntos de debate en el feminismo marxista contemporáneo.

Revue Période, Pour un féminisme de la totalité, [« Por un feminismo de la totalidad »].  Paris, éditions Amsterdam, 2017.

Esta compilación de textos publicados en Période y de contribuciones inéditas, propone situar los debates sobre la interseccionalidad en la perspectiva de un feminismo de la totalidad que se despliega en función de tres ejes: el de la génesis de la opresión patriarcal, el de las teorías de la reproducción social y el de la crítica del control del capital sobre los cuerpos. Esta obra propone restaurar la vocación revolucionaria del feminismo, mostrando cómo la transformación de la familia, la sexualidad o la organización de la reproducción social y biológica, implica una transformación de la vida cotidiana, de la salud, de la cultura, del trabajo asalariado, de la vivienda, de la vida colectiva, y permite repensar el declive del Estado. Con las contribuciones de Tithi Bhattacharya, Johanna Brenner, Angela Davis, Peter Drucker, Sara Farris, Silvia Federici, Kevin Floyd, J.J. Gleeson, K.D. Griffiths, Eleanor B. Leacock, Morgane Merteuil, Maria Ramas, Gianfranco Rebucini, et Matthieu Renault.

A propósito de la autora:

 

Morgane Merteuil es trabajadora del sexo, secretaria general de STRASS (Sindicato del Trabajo Sexual), miembro de la junta directiva del ICRSE (Comité Internacional por los Derechos de los y las trabajadoras sexuales en Europa) y representante de Europa occidental de la NSWP (Red de Proyecto de Trabajos del Sexo). Ha escrito, entre otros, “Libérez le féminisme!” [¡Liberen al feminismo!] (L’éditeur, 2012).

 

Artículo publicado originalmente en:

 

MERTEUIL, Morgane (2017). « [Guide de lecture] Féminisme et théorie de la reproduction sociale », Revue Période. Disponible en : http://revueperiode.net/guide-de-lecture-feminisme-et-theorie-de-la-reproduction-sociale/

 

 

*Working Woman por Michael Johnson. Fuente: https://www.behance.net/gallery/22078675/Working-Women-of-Bali

Notas   [ + ]

1. Traducción a cargo de Andrea Barrera Téllez. ambarrerate@gmail.com 
2. Nota de la traductora (NdT): El sistema Jim Crow refiere a un conjunto de leyes promulgadas en Estados Unidos y estaban destinadas a producir y favorecer la segregación racial, así como a acciones racista de privación de derechos de la población negra en ese país, especialmente en los Estados del sur. Para mayor información ver, por ejemplo, “La historia de Jim Crow”
3. Según Antonio Negri el operaísmo [que podría traducirse literalmente como “obrerismo” N.d.T] es “una teoría de la lucha de clases fundada en una ontología constituyente antes que en una ontología dialéctica, en la subjetivación del trabajo vivo antes que en la dialéctica hegeliana, incluso marxianamente «invertida». No hay que asustarnos cuando escuchemos la palabra «ontología». Significaba, precisamente, ni más ni menos, la prioridad del trabajo vivo con respecto al dominio capitalista, la productividad constitutiva del trabajo ante su explotación, la asimetría intransitiva del trabajo vivo ante aquel muerto”. Ver: Negri, Antonio. “¿Posoperaísmo? No, operaísmo” [NdT].