Un Lady Fest Criollo: ¡Descolonizando lo Riot Grrrl!Tiempo: 3'

 

Artículo en PDF

Aquí estamos de nuevo, armándonos de arte y contracultura para materializar la utopía y desbancar la desesperanza. Valiéndonos de otras formas de contar y sanar nuestras historias, juntas de la mano, con la empatía como premisa para hacer catarsis, para denunciar, para reclamar, y para proponer. Esa es nuestra forma más revolucionaria de hacer la política.

De nuevo, las riotz1Hace alusión a quienes asumen el movimiento Riot Grrrl2Movimiento feminista de los años 90´s. como apuesta política y de vida. conspirando una nueva versión del Lady Fest. Un festival que hace más de 9 años mandatando que la contracultura es feminista o no es. A vivo baile, igual que nuestras antecesoras estadounidenses y europeas, se denunciamos las dinámicas patriarcales y sexistas en la escena, que busca el mantenimiento y exclusividad masculina de ella, pues solemos representar una amenaza a la camaradería masculina.

El festival está directamente relacionado con el movimiento Riot Grrrl, que enuncia que las mujeres no somos los objetos de los hombres en los conciertos y toques (sobre todo de punk, HxC, OI etc.), que no somos las muñequitas de mostrar en público y mucho menos el perchero para cuando ellos deciden ir a darse “en la jeta” dentro del pogo o el mosh.

Así, pues, para el espíritu Riot Grrrl, semánticamente hablando, la contracultura y la escena se encuentran en un escenario de sinonimia. Para las Riotz era imposible entender un toque o un festival “alternativo” o “rebelde” reproductor de los sistemas de dominación; parir una escena contracultural implica reconocer que existe una cultura hegemónica, que se encarga de reproducir valores y prácticas propias de los sistemas de opresión.

Por eso, el festival nace y se desarrolla en la ciudad con la intención de replicar otras iniciativas de diferentes países, que pretendieron germinar con feminismo los escenarios artísticos y contraculturales, que han sido privilegiados para los varones. El Lady Fest quiere que los micrófonos, las pistas de baile, la calle, los escenarios sean nuestros; es una propuesta en donde valida y legitima todo lo que tenemos por decir, nos ubica como protagonistas. Es el escenario para las mujeres, nuestras propuestas, nuestras creaciones, nuestras revoluciones.

Sin embargo, que un festival en estas tierras se llame con un extranjerismo, denota un lugar de enunciación especifico, y ha implicado una confrontación con otros feminismos, otras realidades, otros contextos y otras revoluciones. Esa es la potencialidad de cuando se asume cambiar el mundo, que la desconstrucción sea bandera y eso implicó, como al estilo “Falsbordiano” del socialismo raizal3Socialismo presentado como una propuesta enraizada en la Investigación Acción Participativa (IAP), haciendo énfasis en su origen en las experiencias históricas revolucionarias de los pueblos originarios y diversos sectores populares de América Latina., que este festival debiera ir en sintonía con nuestra forma de habitar la vida y el país, en donde existen reclamos desde la otredad, es decir desde las desposeídas, las sudacas, las disidentes, las milicianas, las raras, las rojas, las libertarias, las no-blancas, las paridas por el pueblo.

Ellas nos reclamaron reinventar lo Riot, en términos estéticos, musicales y de clase. Porque si los micrófonos y la escena han sido esquivas para muchas de nosotras que somos clase media, punkeras y “perchas”, y por eso al estilo de Bikini Kill, gritabamos que las chicas fueras quienes bailaran al frente de la tarima; para las pobres, las negras, las lesbianas, las raperas han sido prohibidos.

La metamorfosis que queremos con esta novena versión del ladyfest, es que no solo aporte a la construcción de la contracultura y el arte desde nuestra perspectiva feminista y libertaria, sino también que se privilegien las historias comunes, las discuciones sobre la vida y el mundo que nos construye como sujetas, dándole campo a las problemáticas de quienes habitamos este país en terminos de dignidad, libertad, justicia social, autogobernanza, paz etc.

Esto implica que el Lady sea de los barrios, donde el patriarcado es miseria y explotación. Por eso por primera vez en estos nueve años, esta será una versión del festival de varios dias en diferentes territorios, y estará dinamizado por las mismas mujeres y procesos feministas que habitan esos territorios. Hay que feministiar en los barrios, en la periferia de la ciudad, con los rostros que han vivenciado el salvajismo del captalismo y el patrarcado como aliados.

Aquí estamos de nuevo, en esta locura histérica y colectiva, aventurándonos a hacer un feminismo y una revolución nuestra y para nosotras. Ansiosas de encontrarnos con decenas de mujeres y disidencias sexuales y de género, todxs llenxs de color y vida.

Con el corazón hinchado, extendemos la invitación a quienes quieran hacer parte de este festival, ya sea presentando sus propuestas o asistiendo al evento, que se desarrollara del 19 al 24 de Noviembre de 2018 en Bogotá. Queremos junto a ustedes seguir haciendo historia feminista, contracultural y popular en la ciudad; presenciar el poder que se gesta cuando nos encontramos, cuando nos divertimos, bailamos y gritamos juntxs.

Para enviar propuestas con la que quieran participar, ya sea musical, teatral, de danza, fotografía, documental, conversatorio, taller o lo que quieran! Diligencien el siguiente formulario:

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSdFDdvffF8rF-XTAoKf_UcnRaAO2wB5E6FtayTgUJUPCGAgVQ/viewform

Más información y contacto:

https://www.facebook.com/histeria.riot

histeriariot@yahoo.com.co

ladyfest.bta@gmail.com

Notas   [ + ]

1. Hace alusión a quienes asumen el movimiento Riot Grrrl[ref]Movimiento feminista de los años 90´s.
2. Movimiento feminista de los años 90´s. como apuesta política y de vida.
3. Socialismo presentado como una propuesta enraizada en la Investigación Acción Participativa (IAP), haciendo énfasis en su origen en las experiencias históricas revolucionarias de los pueblos originarios y diversos sectores populares de América Latina.